La mejor manera de empezar en día es con un buen desayuno completo y equilibrado. Para ello los batidos son perfectos y los famosos batidos verdes (green smoothies) son la solución perfecta para incorporar verduras y hortalizas a cualquier comida manteniendo todas sus vitaminas y nutrientes. A mí me encanta prepáralos en el desayuno aunque reconozco que si puedo también  me hago alguno para acompañar a los niños en la merienda. Para prepararlo no se necesita nada más que una batidora, por lo que es muy sencillo y rápido de hacer.

Una de las cosas por las que me encanta este batido es porque tiene aguacate (que no suelo tomar a menudo),  el cual tiene grandes propiedades y beneficios para la salud: es rico en fibra, ayuda a controlar el colesterol, ayuda a controlar los niveles de glucosa, rico en vitaminas, ayuda a disminuir la inflamación de las articulaciones, estabiliza en ritmo cardíaco, es un gran aliado para prevenir algunos tipos de cáncer…

Os dejo aquí mi batido para que probéis y personalicéis a vuestro gusto:

Ingredientes
1 aguacate
1 puñado de hojas de espinacas
1 cucharada de miel
1/2 vaso de leche de arroz (o cualquier otra leche)

Elaboración

Como todos los batidos, solo hay que ponerlo todo en un recipiente alto y batir.

Sobre esta receta “base” puedes hacer todas las modificaciones que veas necesarias hasta conseguir el sabor que más te guste.