Diciembre 2013

Ya ha vuelto a pasar otro año ¡madre mía cómo pasa el tiempo! ¿Cómo han sido estos últimos 12 meses? Para mí… especialmente intenso (como os podéis imaginar), pero como siempre digo, tan intenso como apasionante (sin que ello no haya significado mucho esfuerzo, mucha energía y mucho desgaste) ya que no tengo más que levantar la vista y ver lo que me rodea para dar gracias por todo… y por más.

Así que paso a hacer un pequeño resumen de los niños a días de acabar el año:

Juan está ideal. Es cariñoso con todos, adora a sus hermanos y si bien, aún son bastante “pesados” y no pueden jugar a muchas cosas juntos… ya están empezando. Es de lo más tierno verle abrazar a Tatianita o sentir uno de sus abrazos (aunque te esté espachurrando la nariz) mientras te dice “Te quiero mamá”. Le pusimos literas y al principio dormía arriba. Ahora le gusta más abajo porque así dice que me puedo quedar durmiendo con él y es más fácil contarle cuentos. En el colegio está aprendiendo mucho. Está en segundo de infantil y está empezando a escribir. Ya ha aprendido a escribir su nombre, lo cual le hace sentir muy orgulloso. En inglés, con las cuatro cosas que sabe, se cree que puede ya irse de viaje a China (no me preguntéis porqué China) y que todo el mundo le va a entender lo cual es muy gracioso cuando te lo cuenta.

Tatiana se ha lanzado a hablar, y ya intenta hablar con sus hermanos. Todo lo que dices intenta repetirlo y si oye una palabra nueva la repite (como si quisiera no olvidarla) Además es como mi segunda voz, todo lo que digo que hay que hacer o no hay que hacer ella lo repite. Es tenaz, tiene carácter y se esfuerza por quitarse y ponerse la ropa ella sola. Le gusta sentir que puede hacer las cosas por ella misma y se enfada si le intentas ayudar. Ha mejorado bastante la postura del cuello y aunque la cabeza sigue siendo asimétrica, la diferencia entre los lados cada vez es menos apreciable. Está más extrovertida y alegre, aunque aún guarda cierta distancia con personas con las que no suele tratar. Es selecta en la comida (por decir algo) por lo que siempre chupa antes de comer algo, eso sí… lo que le gusta ¡lo devora! Además, Tatianita es la protegida de Juan que la defiende y ayuda en todo momento así que juega con ventaja. Ella lo sabe y se deja querer.

Gonzalo es pura pasión para la bueno y para lo malo. Sale corriendo a saludar en cuanto viene alguien y se funde en un abrazo interminable, de esos por los que pagarías. Cuando es feliz grita. En vez de correr, va dando saltitos. Y hace verdaderos esfuerzos para hablar. Le encanta cantar, aunque no acierte ni en la letra ni en la música, y cuando está jugando le oyes siempre canturreando cosas que sólo él sabe lo que quieren decir, pero que da mucha alegría (últimamente le ha dado por cantar el “cumpleaños feliz” y en broma le pregunto si está practicando para el cumpleaños de Juan). Cuando le pasa algo llora a mares, pero se le pasa con la misma facilidad. Come… TODO. Da igual si lo ha probado, si tiene grumos, si hay que morder, si quema… Disfruta de la comida y no piensa a que sabrá, simplemente se come y como no puede ser de otra manera… repite.

Alejandro es graciosísimo. Es el más chiquitín y tiene el pelo rizado por lo que ya físicamente tiene su gracia. Le gusta investigar, por lo que tiene cierta tendencia a estar sólo mirando sus cosas. Si le dices que cante dice “no” y se echa a reír. Es muy cariñoso también y le encanta echarse en mis piernas y que le toque el pelo durante hoooooras. No intenta hablar tanto pero aprende a la misma velocidad que el resto. Come muy bien y suele meterse en la boca más de lo que crees que puede entrar por lo que sus mofletes por lo que a veces el pobre no puede ni morder. Es el más chiquitín y sin embargo tiene una voz bastante más grave que sus hermanos lo cual es muy gracioso.

Los cuatro se quieren y se respetan. Son todos bastante independientes, y al mismo tiempo, donde va uno van todos. Gonzalo y Alejandro son lo que más chocan porque son chicos de la misma edad, pero con un buen árbitro … enseguida se perdonan.

Estoy muy orgullosa de los cuatro. De cómo están creciendo y de como se van adaptando y ocupando su lugar en “la manada”. Me gusta ver que son niños alegres, que se ríen, que disfrutan de la vida. Creo que lo más importante que puedo hacer es darles las herramientas adecuadas para poder adaptarse al entorno y lidiar con lo que se van a ir encontrando a lo largo de los años. Es una tarea que me parece difícil, porque es difícil incluso para mí, pero como es una pura cuestión de actitud espero poder ayudarles. Imagino que seguramente el sentido común me ayudará mientras el entorno lo impedirá…

Los trillizos tienen ya dos añitos y eso significa que físicamente ya es menos intenso todo. Dicho esto, estoy segura que si cualquier de vosotros me acompañase durante una semana acabaría agotado (no os quiero decir como acabas tras 730días jaja). Por lo que en la medida de lo posible, intento quedarme, una vez que todos se han ido a la cama, sola en el sofá para poder vivir sin prisas, sin gritos, sin lloros, … Aprovecho para ver en facebook lo que hacen mis primos, mi familia, mis amigos… y seguir siento a todos cerca de mi. Hay quien me llama hiperactiva, yo no creo que lo sea, simplemente las circunstancias me han llevado por un camino, que está siendo de tal intensidad, que no me queda mucho más remedio que ir a mil, aunque siga añorando levantarme a las 12 después de 14 horas durmiendo y con el cuerpo agotado de tanto dormir, o desayunar tranquilamente durante 1 hora. Así que por ahora, sólo pido seguir sobreviviendo. No siempre el día es perfecto, no siempre el día es tranquilo pero intento conseguir lo mejor de cada día con el entorno y situaciones que se me presentan.

Quería aprovechar y disculparme por haber estado desaparecida estos últimos meses (no he podido ni contestar emails, ni contestar llamadas…). Muchas gracias por cada palabra de cariño, cada palabra de ánimo cuando me he venido abajo, cada abrazo cuando lo necesitaba, por escucharme cuando he necesitado hablar, por tranquilizarme cuando he llegado a mil, por ayudarme cuando he necesitado ayuda, por escribirme unas líneas de vez en cuando, por estar a mi lado … Por todo

Os deseo todo lo mejor para esta Navidad y os mando mis mejores deseos para el 2014

¡FELIZ NAVIDAD!

Tatiana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s