Las fresas es una de las frutas que más gustan en casa, y como somos tantos compramos varias cajas cada vez que vamos. Sin embargo, como es una fruta muy delicada, es habitual que alguna esté un poco tocada y en esos casos, no hay nada mejor que reservarlas y hacer mermelada casera. Es difícil de encontrar una mermelada de fresas tan rica, saludable y de color y textura tan bonita como la mermelada hecha en casa. Si te animas… aquí tienes la receta.


Ingredientes (para 1 bote de mermelada)

220gr de fresas
110gr de azúcar ( la mitad que de fresas)

Elaboración

Quitar las hojas de las fresas así como cualquier parte verde o estropeada que pudiera tener.

Lavarlas y cortarlas en trocitos.

Mezclar en una cazuela las fresas el azúcar y dejar media hora para que suelte líquido.

Ponet al fuego y cocer a fuego lento durante unos 30minutos.

Batir para dejar una mezcla homogénea, poner en un bote que hemos hervido para desinfectarlo previamente, cerrar y dejar enfriar . Si vas a consumirla inmediatamente dejarla en la nevera.

La verdad es que simplemente con pan tostado está riquísima. Pero os dejo otras ideas en las que puedes utilizar la mermelada de fresas:

Yogur con cereales: una de las combinaciones que más me gusta es añadir una cucharadita de mermelada junto a un yogur griego y unas cucharadas de granola

Tostada con requesón: tostar pan, poner un poco de requesón y encima una capa de mermelada de fresa.