En casa el momento de irse a la cama siempre es un momento de divertida locura generalizda. Desde que decimos que hay que irse a la cama hasta que entran dentro hay que ir al baño, lavarse los dientes, hacer pipi.. Aunque justo minutos antes estuvieran todos tranquilamente jugando o viendo la televisión, no sé lo que tiene las palabras “¡a la cama!” pero desencadena una hiperactividad en los pequeños de la casa dificil de parar.

Papi siempre cuenta apasionantes cuentos antes de dormir, y yo siempre les canto canciones. Un día, viendo Mary Poppins, escuché esta canción de cuna. Es una canción cortita y de lo más dulce y relajante. Imposible no dormirse tras escucharla

image

La canción dice así:

Ya que sueño no tenéis
una historia os contaré.
Escuchadla, no durmáis,
los ojitos no cerréis.
Dulce voz tal vez oís,
suave os habla de dormir.
No es posible que durmáis,
no debéis su voz oír.
No escuchéis si no es a mí.

Y aquí podeis escucharla:

shhhhhhhhhhh… Felices sueños…