El otro día estaba desayunando con mi amiga Cecilia que me habló de las propiedades de la Sopa Miso y lo maravilloso que era para la salud.

image

Personalmente me encanta el sabor que tiene, si bien quizás no sea un sabor muy tipico español y por lo tanto puede no ser del agradado de todos y, no se muy bien lo que mis abuelas podrian opinar sobre su sabor. Pero, dejando esto al margen, esta muy bien valorado por sus propiedades nutricionales y terapeuticas entre las que destacan:

– Contiene enzimas vivas que ayudan a la digestión.
– Fortalece la sangre y proporciona un buen equilibrio nutritivo, a base de carbohidratos complejos de excepcional calidad, aceites esenciales, proteínas, vitaminas y minerales tales como el calcio, fósforo, magnesio…
– Mantiene una temperatural corporal muy estable durante las estaciones más frías.
– Contiene lecitina de soja que ayuda a emulsionar las grasas y rebajar los niveles de colesterol.
– Evita la arterioesclerosis y la hipertensión.
– Reduce los efectos nocivos causados por drogas, tabáco, alcohol y otros estimulantes.

Con todos estos beneficios… ¿quién no se tomaría una sopita miso?