Julio 2014

¡Hola!

¡¡Ya tengo 40 años!! Y… ¡Ya soy toda una cuarentona! Qué lejos veía esta edad cuando estudiaba. Así que una mezcla de sentimientos encontrados me acompaña. Por un lado siento como si fuera ayer cuando empecé a trabajar y por otro lado tengo miles de fotos, recuerdos y vivencias de todos y cada uno de estos maravillosos años, entre ellos de cuatro preciosos chiquitines con los que me despierto y me acuesto todos los días y con los que se me cae la baba todos los días… y varias veces al día. 

Ser madre es una experiencia agotadora, pero muy gratificante. ¡Es increíble! E intento disfrutarlo. Me encanta ver cómo juegan mis cuatro hijos, cómo se ríen Tatiana, Gonzalo y Alejandro, con su hermano mayor, Juan. Ahora que Tatiana, Gonzalo y Alejandro ya tienen dos años y medio y Juan 5 años, empiezan a jugar juntos y todo empieza a ser fácil. Como me encanta la cocina, me gusta preparar postres con ellos. Obviamente, aun ayudan poco pero es divertido verles como disfrutan metiendo el dedo en el bote de azúcar ¡¡o la mano!! 

Cuando acaba el día y se acuestan… doy un beso a Gonzalo, otro a Tatiana y otro a Alejandro (que se turnan para pedir agua, que les tapemos, que le demos un beso…cualquier cosa para estar juntos). Entonces paso a la habitación de Juan, le doy un beso y susurrando le digo  ”I love you Juan”…  muchas veces esta ya dormidito así que salgo despacio, sin intentar hacer ruido para que no se despierte y cuando ya estoy saliendo de la habitación oigo “I love you mami”… Esas 4 palabras, compensan todo lo que haya podido pasar durante el día.

Es “interesante” e intenso compaginar la faceta de ser madre con el trabajo porque las dos son parte de mi vida, y siento que me he vuelto más práctica, serena y segura. Y si bien el grado de intensidad en la vida se eleva a la enéisma potencia, intento tener vías de escape  y sacar mi fuerza de mi familia, de mis hijos y de mis amigos. 

Como madre y como ama de casa intento que todo esté perfecto, que los niños se llenen de valores, disfruten de la vida, sean alegres, felices, respetuosos, agradecidos…  Y a la vez intento dar un paso atrás y ver las cosas con alegría, estar de buen humor y  ver el lado positivo a las cosas ya que creo que lo que se debe compartir con los demás son las alegrías. 

Son ya más de 15 años que llevo escribiendo días antes de mi cumpleaños solamente para recordar esta fecha importante para mí. Y si me pongo a recordar,  todo esto empezó porque ese 8 de julio de 1999 en Bruselas estaba sóla y me di cuenta que no podía volver a sentirme sóla en mi cumpleaños, porque eso me hace sentir fatal porque mi vida la componen el conjunto de todas las emociones que vivo.

Así que cada año que pasa, y con cada nuevo correo que mando, soy más consciente que lo realmente importante es poder vivir momentos, emociones y ser testigo de la felicidad de los demás. Esta es la verdadera recompensa y lo que realmente te hace féliz y algo que además… el dinero no puede comprar.

Así que si puedo pedir un deseo por mi cumpleaños… pediré un mundo mejor, donde reine la alegría, la generosidad, la comprensión, el cariño, la dedicación… 

Muchas gracias por todo vuestro cariño y por dejarme un espacio para compartir y disfrutar de la vida con vosotros. 

Un beso enorme

Tatiana

Pd: Os dejo la dirección de mi nuevo blog. Lo empecé a diseñar con la idea de compartir las cosas que me gustan,… Como la idea era enseñároslo hoy aunque en los últimos meses no he podido avanzar mucho, por distintas circunstancias, aquí teneis. Espero que os guste: http://tatianalauravaleromaynar.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s