Crema de avellanas

En 1998 probé por primera vez la crema de avellanas. Recuerdo esta fecha porque acababa de llegar a Bruselas y fui a desayunar a un sitio que se llamaba “Le Pain Quotidien” donde se compartía no solo la mesa sino también las distintas mermeladas y pastas, entre ellas una de avellanas deliciosa. Siempre que puedo…