Con motivo de la celebración del Día de Todos Los Santos, las pastelerías se llenan de buñuelos y Huesos de Santo. Este último es un dulce tradicional que se remonta al S.XVII y que recuerda la forma de un hueso.

Esta hecho con mazapán, rellenos de dulce de crema y bañados por un glaseado (aunque hoy en día se pueden encontrar en las pastelerías rellenos de chocolate, membrillo, fresas…).

La receta es entretenida de hacer, aunque no es muy difícil y salen riquísimos. Si os animáis… aquí tenéis la receta.

Un abrazo enorme y muy feliz día


Ingredientes

Para el mazapán

Los ingredientes para hacer el mazapán son solo cuatro y las medidas muy fáciles de recordar: la medida de mazapán que quieras, la mitad de azúcar y tres cuartos de agua:

  • 250gr de almendra molida
  • 125 gr de azúcar
  • 95ml de agua 
  • Un trocito de rodaja de limón (para dar sabor)

Para el dulce de crema

  • 4 yemas de huevos
  • 100 g. de azúcar
  • 50 g. de agua 

Para el glaseado final

  • 150 g. de azúcar
  • 4 cucharadas de agua

Elaboración del mazapán

Se pone en un cazo el azúcar con el agua y el limón y se deja hervir a fuego lento sin dejar de remover hasta obtener el almíbar. Para saber el punto de almíbar, en mi familia se hace un sistema muy conocido por el que se pone un poquito en el dedo índice y si al juntarlo con el pingar se hace un hilo… es que esta listo

Entonces se echa el almíbar sobre la almendra molida y se remueve lentamente hasta obtener una masita homogénea y la dejamos reposar hasta que se enfríe.

Elaboración de los rollitos

Extender la masa sobre una plancha de papel de hornear, previamente espolvoreado con azúcar glass, hasta formar un rectángulo de grosor no mayor a 3mm. Si se pega poner azúcar glass tanto en el rodillo como en las hojas de papel y si la masa se queda muy seca humedecerla con un poco de agua.

Cortar tiras verticales de unos 5cm de ancho y luego realiza cortes horizontales de unos 5cm y así quedará la masa en cuadritos.

Pon en un plato azúcar glass y pasa los cuadritos por el azúcar glass antes de enrollarlos. Para ello, ayúdate con un palito / un boli / un lápiz para enrollarlos y que quede la forma del hueso. Conforme los vayas haciendo déjalos en una bandeja / plato para que se vayan secando.

Relleno

Preparamos la crema mezclando los ingredientes y cociendo al baño María o a muy baja temperatura durante unos 30′. La crema tiene que quedar espesa para que sea útil para el relleno.

Dejar enfriar la crema.

Meter la crema en una manga pastelera y rellenar los huesitos de mazapán.

Acabado

Preparar el glaseado mezclando el azúcar con el agua y removiendo bien hasta conseguir una mezcla homogénea.

Bañar los huesos en el glaseado y dejar escurrir en una rejilla

Ponerlo en una bandeja, dejarlos en el frigorífico… ¡y listos!