Aún recuerdo cuando era pequeña lo poco que me gustaban las alcachofas, me parecía lo peor de lo peor. Y no se como han pasado a ser mi plato favorito… Cosas de la vida. Así que, aquí tenéis una receta muy sencilla para preparar unas deliciosas alcachofas confitadas.

Ingredientes
6 alcachofas
Aceite
Mini taquitos de jamón serrano

Paso a paso

Ponemos una cazuela con aceite de oliva virgen extra

Lavamos y pelamos las alcachofas quitando las hojas más duras hasta llegar a la parte más tierna y las vamos colocando en el aceite para evitar que se oxiden.

Ponemos la cazuela a fuego lento (sin que llegue a hacer burbujas). Si están cubiertas por completo en aceite, una media hora y sino… media hora por cada lado.

Las escurrimos bien y las servimos con unos taquitos de jamón.
¡Deliciosas!