El Escorial y la Silla de Felipe II

Hoy quiero compartir una excursión que me encanta hacer con o sin niños en estas fechas aprovechando cualquiera de estos fines de semana nos regala Madrid de buen tiempo: El Escorial y la Silla de Felipe II. El atractivo de esta excursión es que combina el maravilloso Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, el bosque de la Herrería y la silla de FelipeII: Un entorno natural impresionante. 

Aquellos que son de Madrid, lo conocen bien. Está a media horita de Madrid y desde allí se puede disfrutar de unas magnificas vista de El Escorial y de su famoso Monasterio. 

Tienes varias opciones y todas ellas tienen su encanto.

Un punto muy cómodo para comenzar es La Ermita de Nuestra Señora de Gracia donde un poco antes podéis dejar el coche y aunque el acceso no está cortado al tráfico, y hay que estar pendiente si vas con niños, es muy tranquilo y enseguida ves a grupos de amigos y familias de paseo. 

Muy cerquita hay mesas para hacer pic-nic y los niños pueden jugar sin ningún peligro, así que ese puede ser ya uno de los planes si solo quieres estar al aire libre y que corran los niños. 

Si te animas a andar, la ruta para subir a la silla es muy sencillita y los niños suben fenomenal. Muy cerca de la ermita se alcanza un crucero de piedra, justo delante de la bifurcación de la carretera. Por cualquiera de las dos posibilidades puede continuarse. Si tomas la de la izquierda a partir de ahí varios caminos permiten subir a la Silla de Felipe II. Sólo hay que tener un poco de cuidado en la bajada para evitar algún que otro resbalón, ya que suele estar húmedo.

Una vez que llegas arriba subiendo unos escalones llegas a la Silla de Felipe II que está en un alto de granito desde donde parece que FelipeII se sentaba para ver los avances de las obras del Monasterio.


Para los más perezosos, se puede subir en coche, pero te pierdes un magnífico paseo.

En el mapa podéis ver el punto donde dejas el coche, la ermita, la zona de Picnic y el ascenso a la silla ( andando si sigues la línea de puntos rojos y en coche, si sigues la línea negra)

A lo largo del paseo podéis observar numerosos y variados árboles robles. El bosque de la Herrería es un bosque exuberante que conserva su arbolado original y fue declarado Paraje Pintoresco en 1961 . Por lo que hay que intentar seguir los caminos creados y no hacer nuevos para respetar el entorno. 

Si nos vamos al Monasterio su visita es ya un plan en si mismo.

En la web de Patrimonio puedes ver información tanto de el Monasterio (pestaña “Historia”) como de los horarios de visita, tarifas y cómo llegar (pestaña “Visita”: http://www.patrimonionacional.es/real-sitio/palacios/6172

Desde la explanada que rodea el Monasterio puedes cruzar por debajo de la arcada que delimita el casco histórico del pueblo para encontrar la antigua carretera del puerto de la Cruz Verde (hoy Paseo de Carlos III) y que te lleva a la puerta que da entrada al parque de La Herrería.


 Una vez en su interior, es un paseo muy agradable descender por el paseo principal.  Este paseo flanqueado con grandes árboles de hoja caduca, es muy recomendable en otoño ya que pierden la hoja y a lo largo del paseo se van viendo y sintiendo las hojas caer. Los tonos anaranjados y amarillentos hace un encuadre perfecto para una foto y un lugar perfecto para una ¡¡guerra de hojas!!

  

Si aún no has ido y no tienes plan para este fin de semana… ¡Aprovecha! Una vez que vas, siempre vuelves.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s